LOBBY TRANS Y ADOCTRINAMIENTO

Actualizado: 18 ene 2021


El presente artículo propone explicar la similitud en el funcionamiento del Lobby Trans respecto al de las organizaciones sectarias, teniendo en cuenta que dicho Lobby se concreta en un conjunto de personas extraordinariamente ricas e influyentes, que tienen como objetivo el lucro económico relacionado con la medicalización y la cirugía de personas vulnerables, así como con otros tipos de explotación a mujeres y criaturas. Ver ¿QUIENES SON LOS HOMBRES BLANCOS, RICOS, QUE ESTÁN INSTITUCIONALIZANDO LA IDEOLOGÍA TRANSGÉNERO? (radicalmentefeminista.com)).


Según Michael Langone, psicólogo especializado en el estudio de grupos de culto y manipulación psicológica, “una secta es un grupo o movimiento, que exhibe una devoción excesiva a una persona, idea o cosa y que emplea técnicas antiéticas de manipulación para persuadir y controlar, diseñadas para lograr las metas del líder del grupo; trayendo como consecuencias actuales o posibles, el daño a sus miembros, a los familiares de ellos o a la sociedad en general. […] Dado que la capacidad para explotar a otros seres humanos es universal, cualquier grupo puede llegar a convertirse en una secta.”


Las técnicas de manipulación y adoctrinamiento, según Steve Hassan, experto en ayuda a personas perjudicadas por sectas, serían:


- El control del comportamiento: Reforzamiento y castigo de personas vulnerables.


- El control emocional: Desde el love bombing (bombardeo de amor) ejecutado con los nuevos miembros, hasta la creación de fobias.


- El control del pensamiento: adopción de un tipo de lenguaje y una doctrina particular de grupo, con valor de verdad absoluta contra todo lo que proceda del exterior o la contradiga, con objeto de aislar al individuo del mundo exterior, provocando la anulación de su pensamiento crítico.


- El control de la información: Si el aislamiento físico no es posible, se busca el aislamiento informativo. Se fomenta la autocensura al contacto con familiares y amigos contrarios a las ideas del grupo, especialmente con ex-miembros que podrían ser críticos.


Con el fin de crear el paralelismo con el Lobby Trans, tomaré como referencia el informe de 2019: “¿Solo adultos? Buenas prácticas en el reconocimiento de género legal para la juventud (IGLYO_v3-1.pdf), realizado por IGLYO (Organización de estudiantes y jóvenes LGBTQI), una red de 96 organizaciones del Consejo de Europa cuyo objetivo es promover el activismo y la visibilidad de las identidades, junto con la Fundación Thomson Reuters (relacionada con la famosa corporación mediática) y con el bufete Dentons, uno de las más grandes del mundo en número de abogados.


Con el fin de crear el paralelismo con el Lobby Trans, tomaré como referencia el informe de 2019: “¿Solo adultos? Buenas prácticas en el reconocimiento de género legal para la juventud (IGLYO_v3-1.pdf). Este informe fue realizado por IGLYO (una red de 96 organizaciones del Consejo de Europa cuyo objetivo es promover el activismo y la visibilidad de las identidades), junto con la Fundación Thomson Reuters (relacionada con la famosa corporación mediática) y con el bufete Dentons, uno de las más grandes del mundo en número de abogados.


La importancia de este documento radica en la exposición de la brillante estrategia de marketing de una ideología que, a priori, no sería considerada digna de mención ni aceptación social, pero que, mediante las técnicas descritas en él de manipulación social, se ha ido introduciendo en los distintos países y reduciendo el espacio de debate, a la voz de “transfobia” frente a cualquiera que se atreviera a argumentar en contra, buscando el control emocional, de pensamiento, de información y de comportamiento de adeptos, simpatizantes y, sobre todo, de los grupos críticos.


Tiene, además, el agravante de cubrir sus aspiraciones con el manto de los derechos humanos, retorciendo la realidad. Porque, aunque el informe reconoce la inexistencia de tratados de DDHH internacionales orientados a proteger la “identidad de género”, hace una chusca reinterpretación de los derechos que sí están reconocidos por la ONU en la Convención de Los Derechos del Niño. Por ejemplo, llega a considerar como interés superior del menor la “necesidad” del niño a ser un sujeto legal independiente de sus tutores, e insta a los estados a tomar acciones contra los padres que “obstaculicen el libre desarrollo de la identidad al negarse a dar la autorización parental requerida” desarmándoles de cara a la lógica protección presente y futura de los menores (control del comportamiento).


Además, asevera, que el derecho a la salud de los niños y jóvenes debería, no se sabe en base a qué, orientarse a “prevenir problemas que puedan aparecer como resultado de la falta de reconocimiento legal de su identidad o la invasión de su privacidad”, considerando como invasión la solicitud de la identidad original del individuo por parte de la autoridad legal (como a cualquier otro ciudadano) generando así un cisma entre lo exigido a la mayoría frente a una minoría solo por razón de auto identificación.


El lenguaje, por otro lado, crea pensamiento. Como lo saben, una de sus estrategias es crear y usar neolengua, con el fin de reinterpretar la realidad, usando prefijos como “cis”, acrónimos como “terf”, o la unión de palabras innecesarias como “persona gestante”, “persona menstruante”, etc, como si no existiera la palabra mujer en el diccionario siendo, como es, la única capaz de gestar o menstruar. Todo con el objetivo de trocear a las mujeres y deshumanizarlas, para así poder diluir el gran impacto que está teniendo desde hace años el feminismo para que éste revierta, en su lugar, en favor de los colectivos afines al lobby trans.


En el informe, también, se incluye un manual de “buenas prácticas” como estrategia para conseguir unos objetivos que para nada oculta, instando a las ONG afines a buscar el apoyo de políticos débiles(jóvenes) que compren la idea y se crezcan frente a los veteranos, evitar el debate social y la cobertura mediática, así como la argumentación racional basada en la ciencia (con la excusa de la “despatologización” a pesar de que su objetivo es precisamente conseguir pacientes de por vida mediante la hormonación y la cirugía, negocios muy lucrativos). De nuevo, control del comportamiento y del pensamiento.


En paralelo, proponen dirigir esfuerzos a la dramatización (reinterpretando la realidad de personajes reales), a la presentación de menores trans (buscando la emoción en el espectador), y la entrada por la puerta de atrás utilizando otras leyes como tapadera para aprovechar momentos clave (control emocional).


Igual que el éxito de las sectas se basa en ofrecer al individuo una presunta solución a un problema (real o no), especialmente en un momento de máxima vulnerabilidad, el lobby Trans busca entre sus adeptos personas fácilmente influenciables, realizando la captación no solo mediante redes sociales a través del porno (ver LA INFLUENCIA DE LA PORNOGRAFÍA EN EL TRANSGENERISMO (Traducción) (radicalmentefeminista.com)) sino a través de ONG de ayuda a menores vulnerables, en plena crisis (normal de su edad o no), apartándoles de su grupo de influencia, sin importarles el daño que puedan crear para su salud mental y física (control emocional y de pensamiento).


Con el fin de encontrar adeptos, las sectas cuidan en exceso de su imagen y reputación, por lo que es común la interposición de demandas judiciales contra cualquiera que se atreva a mostrar sus interioridades. Así mismo, el lobby Trans, tiene como objetivo perseguir y denunciar a feministas críticas. Tal es el reciente caso de Lidia Falcón, denunciada por la Plataforma Trans por sacar a la luz la conexión entre el Lobby Trans y los movimientos pro pedofilia. También fue el caso de las ponentes de la Escuela Rosario Acuña en 2019 por exponer las consecuencias de salud para los menores “trans”, de borrado de las mujeres, así como casos de personas que detransicionaban. Unos adeptos informados no son suficientemente vulnerables, por lo que el control de la información es fundamental.


El mencionado documento, además, desvela las claves de los movimientos seguidos en los diferentes países del mundo a la hora de aprobar las leyes de identidad de género, con una eficacia que las feministas ya hubieran querido. Quizá esa eficacia se deba, precisamente, a que dichas leyes han llevado implícita la más absoluta desprotección de las mismas (además de los menores). No en vano, es en los países más sexistas del mundo donde más éxito han tenido este tipo de políticas (Irán, India, Argentina, México, etc).


A pesar de las estrategias sectarias, cada vez son más las personas que despiertan a la realidad de que la biología no es un problema, sino una forma de estar en el mundo. Es la cultura la que nos conduce a situaciones indeseables en muchos casos y, por tanto, sobre ella tenemos que actuar para mejorar la relación con nosotras mismas y con los demás, así como destapar los intereses de ciertos colectivos que. pareciendo progresistas, no son más que una vuelta de tuerca del conservadurismo de toda la vida.


#LeyTrans #Secta #Menores

142 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo