LA INFLUENCIA DE LA PORNOGRAFÍA EN EL TRANSGENERISMO (Traducción)

Actualizado: 14 ene 2021


La proliferación de Hypno Sissy en las redes sociales.

Autora original: Genevieve Gluck

Artículo original:

Pornography’s Influence on Transgenderism: The Proliferation of Sissy Hypno on Social Media | Women Are Human


Traducción: Silvia Isidro

30/11/2020



Este artículo contiene descripción de contenido pornográfico. Aunque he intentado evitar detalles gráficos, no es posible discutir la influencia de la pornografía sobre el movimiento del género sin aportar descripciones. Es más, no está escrito con la intención de negar la existencia de la disforia de género, sino de llamar la atención al fenómeno de la disforia inducida por la pornografía que, simultáneamente, promueve la objetivización sexual extrema y la degradación de las mujeres. Esta es una breve reseña que destaca la prevalencia del contenido de sisificación (amariconamiento) disponible públicamente, sin restricciones de edad, en todas las plataformas de las redes sociales.


En pocos años, la pornografía trans ha subido vertiginosamente en popularidad. De acuerdo con el metadata de Pornhub, las búsquedas de porno “trans” y “transgénero” se han más que cuadruplicado en los tres años transcurridos entre 2014 y 2017, y en 2018 “trans” fue la quinta pala10-maneras-distintas-al-dinero-de-ayudar-a-tu-comunidadbra más buscada del año.


Durante el mismo período, surgió un subgénero de pornografía transgénero, que incrementó en popularidad y prevalencia. “Hypno Sissy”—una abreviatura de “hipnosis de amariconamiento”—es un término para la pornografía dirigida a hombres, que se puede encontrar online de tres maneras: videos pornográficos, ficheros de audio o imágenes captadas. La pornografía, normalmente, involucra a hombres que llevan lencería y están comprometidos con una “feminización forzada”—erotizando la ilusión de que se les obliga a “convertirse en mujeres” mediante la vestimenta, el maquillaje y la sumisión sexual, además de la fetichización de la humillación que supone. Aunque el “Hypno Sissy”, como término, parece haber ganado en popularidad tan sólo recientemente—incrementándose de forma significativa desde 2016, de acuerdo con los datos de búsqueda de Google—hay ya varias páginas web dedicadas al género, incluyendo sissytube.net, sissy.tube y hypnotube.com.


En Mayo, el Departamento de Estudios Transgénero de la Universidad de Duke publicó un artículo académico titulado: “Remezcla Sissy: remezcla del porno trans y la construcción del sujeto trans”, por Aster Gilbert, un estudiante de doctorado sobre Mujeres, Género y Estudios de Sexualidad de la Universidad de Kansas. Siendo un hombre que se identifica como mujer, el perfil de estudiante de Aster describe su disertación como centrada en “las comunidades de admiradores de la pornografía online, específicamente los admiradores que pueden crear su propia pornografía mediante la remezcla y la reedición disponible de material encontrado online”, y afirma haber presentado un estudio sobre los trans y la “micropornografía” en la Asociación Nacional de Estudios de Mujeres.


En el artículo, Aster define la sisificación y la feminización como “formas de juego de roles en las que el sujeto se pone un vestido del “género opuesto”, y explica que “sissy” también se reclama por parte de las mujeres trans como una identidad”. Después, Aster sigue con la descripción los videos “Hypno Sissy”, sobre todo los que están elaborados por hombres que se identifican como trans, dando instrucciones a los hombres para que se transformen en mujeres (aunque el término que usa la industria de la pornografía es “chica”). Se repiten mantras—a menudo una variación de “eres una chica”, conduciendo al espectador a imaginarse a sí mismo como una mujer.


Aster utiliza videos específicos como ejemplos, citando uno en particular, refiriéndose a él como “Video 2”, que se abre con una mujer repitiendo, “Tú no eres en realidad un hombre. Siempre has sido una mujer, ¿verdad?”. Después, “Has sido una mujer durante más tiempo del que conoces” y “Eres una mujer ahora mismo. Mientras me escuchas, ahora mismo, ya te has convertido en una mujer”. La narradora, entonces, induce al espectador a que se afeite las piernas, se pinte las uñas, y se “feminice”.


Aster concluye que “es posible imaginarse este video como una prolongación de una identificación suprimida, que anima a la transición, mientras reconoce la realidad ya presente de la mujeridad” (con énfasis añadido)


En el libro “Females” (Verso (versobooks.com)), la escritora trans identificada varón, Andrea Long Chu, escribe:


“El concepto central del porno Sissy es que las mujeres que se representan son, de hecho, hombres que han sido feminizados (sissificados) al ser forzados a llevar maquillaje, lencería y realizar actos de sumisión sexual. Las imágenes instruyen a los espectadores para comprender que tan solo el acto de mirar el porno sissy constituye un acto de degradación sexual, con la implicación de que, les guste o no, los espectadores se transformarán en mujeres. Esto convierte al porno sissy en un tipo de metapornografía, que es el porno que te ocurre cuando ves porno. En el centro del porno sissy yace el ano, un tipo de vagina universal a través de la que siempre se puede acceder a la feminidad. Ser follado te convierte en hembra porque ser follada es lo que significa ser una hembra”


La afirmación fundamental de la pornografía de la sissificación es que sre mujeres es inherentemente degradante—que los hombres que están inseguros acerca del tamaño de sus genitales deben ser transformados en mujeres mediante la “feminización forzada”. En estos escenarios, al pene se le denomina “clítoris” y al ano se le llama “coño”. Los orgasmos prostáticos se denominan “sissygasmos”.


A menudo, los hombres que producen este contenido, junto a los que lo usan, ponen en marcha un artefacto llamado “caja de castidad”, que previene las erecciones, y se usan tapones anales para estrechar el ano en el intento de que parezca una vulva. Se puede incorporar un atuendo extremadamente femenino, incluyendo vestidos rosas, con volantes, que imiten la ropa de los niños con un elemento añadido de sexualización, como los tacones altos o un liguero. El BDSM también juega un papel en el porno sissy, y, a menudo, una mujer en el papel de dominatrix—como se denomina a la amante—humilla al macho “sub” (sumiso) mediante la burla como hombre fallido que debe ser feminizado.


Los defensores de los trans, cuando se les confronta con las parafilias de la comunidad de la sissificación, suelen decir que estos hombres no se encuentran bajo el paraguas trans, a pesar de la inclusión del travestismo que aparece en la página web de Stonewall UK: “Las personas trans pueden describirse a sí mismas usando una o más variedad de términos, incluyendo (pero no limitándose a) transgénero, travesti, no binarios, género queer”.


La superposición entre la comunidad sissy y la transgénero hombre a mujer (MTF, en inglés) se puede ver fácilmente en plataformas de redes sociales como Twitter, Tumblr o Instagram donde las “imágenes sissy” proliferan: imágenes de mujeres en ropas sexualizadas con un texto añadido donde se anima a los hombres a tomar hormonas femeninas y a “feminizarse” para parecerse a las mujeres de las fotos.


En Instagram, por ejemplo, el hashtag #sissification se ha utilizado en 100.000 posts. Hay una variedad de hashtags relacionados como #sissyhypno, #sissytraining, #sissygirl, #sissycaption, #sissymaid, todos los cuales se superponen a otros hashtags como #trans, #tgirl, #mtftransgender, #trap, y #genderqueer.


Una cuenta llamada The Sissy Corner (la Esquina Sissy) manejada por un activista anónimo del colectivo LGBTQ en India, postea imágenes capturadas con frases como “Has alcanzado el punto en el que las palabras como bimbo, beta, puta, maricón, suenan como un dulce cumplido” o “Toma hormonas hasta que te parezcas a ella” y “Dejas que un tío te folle como a una tía, entonces, ¿por qué sigues pensando que eres un hombre?”


Una página de Facebook llamada Sissy Kiss (Beso Sissy) que tiene cerca de 40.000 seguidores, se describe así: “Somos chicas transgénero a las que nos encanta ser muy femeninas, dulces, pervertidas y cuquis”. Todos los sissis son bienvenidos!”. Se lee en los posts: “Mi objetivo es feminizarte hasta que tu pene sea inútil y llores para que te lo quite” “Si vas a vestir como una puta, te voy a ver follado como una” y “Tenemos que subirte las hormonas y el entrenamiento de cintura drásticamente”.


Los hombres discuten abiertamente la sobreposición entre sissy y transgénero en las redes sociales y en los foros públicos. Hay muchos subreddits donde los hombres se reúnen para discutir el modo de vida sissy en Reddit.


Estos subreddits están dedicados a la proliferación del porno sissy, además de aconsejar sobre cómo “feminizarse” mejor. El subreddit “Sissy Hypno” que, actualmente, tiene 146.000 miembros, se describe como una comunidad dedicada a la “hipnosis media que convierte a los participantes en sissis sexy, chupapollas”.


Hay muchos subreddits relacionados: r/sissy tiene 80.500 miembros; r/sissypersonals, cerca de 100.000; r/sissydating, 36.000; r/sissies, 233.000 y r/traps, 413.000 (“trap” es un término que se refiere a hombres que “pasan” a ser mujeres de una forma tan convincente que son capaces de burlar a un hombre heterosexual al mantener relaciones sexuales).


Hay que tener en cuenta que no existe la verificación de edad requerida para acceder a estos grupos que hospedan pornografía. Están abiertamente accesibles a los niños, y no es poco común verlos en post Reddit afirmando ser chicos menores de edad en grupos de sissificación.


En Reddit, hay incontables hilos cuestionando si la disforia de género procede de la exposición a la pornografía y el desarrollo del fetiche sissy. Un ejemplo de este cruce entre la sissificación y la identidad trans se puede ver en un hilo realizado en r/sissy en Octubre, llamado “Caída del Agujero del Conejo Sissy”

“Comencé a ver porno trans hace unos 5 años o así y recuerdo que tuve un arrepentimiento post orgasmo. En aquel momento, me imaginaba a mí mismo como el chico…. Hace un año y medio, comencé a imaginar la posibilidad de ser la chica en esos escenarios. Yo… quería ser “forzado” a ser follado por un hombre porque me excitaba la sumisión. Soñaba con ir a agujeros de gloria o con que me vendaran los ojos mientras los hombres me usaban como un objeto sexual. Recientemente, he comenzado a cuestionarme realmente todo. Me encanta la atención y el consiguiente sentimiento de sentirme mujer. Esto me ha llevado a tener disforia de género, porque me encantaría ser la mujer y ver dónde me llevaría eso en mi vida (mujer trans completamente transicionada). Mi identidad sexual y de género ha dado un giro completo debido al porno hypno sissy”.

Otro hilo r/sissy pregunta: “¿Soy trans o soy un sissy? ¿Quizá ambos o ninguno?

“Me comencé a interesar por el porno sissy cuando tenía 16-17 años. ¡Me volvió loco! Me encantaba la idea de que alguien (ya fuera un hombre o una mujer) me “forzaran” para ser considerado una puta sissy que solo diera placer a “hombres reales”. Quería ser tratado como el contenedor de basura y el consolador de un hombre. Más tarde, sin embargo, mis fantasías han girado menos sobre el hecho de que alguien me fuerce a ser una chica y más sobre el hecho de ser una chica. Normalmente tengo la fantasía de tener sexo con un hombre como una mujer.”

Curiosamente, los subreddits que cuestionan la misoginia del movimiento generista y su superposición con la comunidad fetiche, fueron bloqueados, sin avisar, a finales de junio y principios de julio con la vaga excusa de promover el odio. Entre ellos estaban r/GenderCritical, r/TERFisaslur, y r/itsafetish, éste último dedicado a documentar la conexión entre pornografía e identidad trans y principalmente caracterizado con capturas de pantalla—o material citado—desde subreddits sissy y trans.


De forma similar, Twitter está saturado de cuentas sissy y posts que incluyen pornografía sissy, a menudo evitando el filtro de contenido sensible a través del uso de gifs.

Un usuario de Twitter, @tsnicole3, que se describe a sí mismo como un “transgénero en el armario” con “una fantasía de quedarse embarazado”, twiteó:


“Mi sueño es vivir en una sociedad donde los hombres sissy sean feminizados y subyugados por machos alfa. Quiero vestirme con lencería bonita, quedarme embarazado y ser una esposa y madre”.


Un activista trans de unos 76.000 seguidores y una cuenta de OnlyFans, a través de BoringKate “BoringKate” (@boringnerdykate), twitea casi exclusivamente sobre sexo y pornografía y tiene un interés particular en el hypno sissy. En Abril, tuiteó:


“Si los anunciantes van a monitorizar la actividad de internet de todo el mundo, entonces, deberían al menos empezar a promover agresivamente la terapia de reemplazo hormonal a cualquier “chico” que sea buscado para el porno hypno sissy”


También hay libros que sirven tanto como manuales eróticos como de instrucción, y es en este tipo de medios donde la influencia del movimiento incel (célibes involuntarios) es más aparente. La terminología usada en la “manosfera” (activistas de los derechos de los hombres y foros de incels) como “macho alfa” y “macho beta” se pueden encontrar en las guías de instrucción.


En lengua incel, “beta” se refiere despectivamente a un hombre que es considerado con poco éxito entre las mujeres, debido a una disposición menos agresiva, una psique afeminada, o una falta de cualidades masculinas estereotipadas en general.


Los 10 pasos para Convertirse en un Sissy: Feminización forzada, auto publicado en Amazon por un usuario llamado “Esposa Caliente Kim” afirma, en su descripción, que convierte “machos beta” en mujeres, y que esta es la única manera en que tales hombres pueden ser sexualmente deseables:


Si continúas viviendo como un macho beta, serás destinado a tener una vida de celibato e infelicidad. Cuando te conviertas en chica, tendrás un montón de sexo—todas las chicas lo tienen. La verdadera marca que tiene cualquiera que realmente admire la belleza femenina no es, simplemente, el deseo de poseerla, de tener una novia o esposa, de tener sexo con una mujer. Tu amor es mayor. Quiere convertirse en esa mujer. No hay nada malo o inusual en este deseo, y gracias a la moderna tecnología, es cada vez más posible hacer que tus sueños se hagan realidad.


De hecho, formar parte de nuestra mayor cultura es una gran transición. Los machos beta se están haciendo más suaves y femeninos, mientras que las mujeres se están haciendo más asertivas y confiadas con nuestro sentido de la sexualidad. Realmente, no puedo culparte de estar celoso. Yo no sería feliz como macho beta, tampoco. Tú, probablemente, seas rechazado por las chicas todo el tiempo, mientras te fuerzan a verlas teniendo citas con machos alfa. Y tú sabes que están teniendo un montón de sexo increíble, del que a ti siempre te han negado. O, serás forzado a una vida de celibato humillante—a menos que aceptes tu destino como sissy. “

Estos tipos de material se están haciendo más y más accesibles gracias a la auto publicación. Además de Amazon, Walmart también contiene manuales online de feminización erótica forzada. Una búsqueda en su página web proporciona docenas de títulos, incluyendo: “Feminización de Alfa a Sissy, debido al tamaño inadecuado de su hombría” y “Feminización forzada: abducción, entrenamiento de hipnosis, Doncella Esclava Sissy”, que tiene la siguiente descripción:


Greg se levanta para encontrarse a sí mismo sujeto y emperifollado. Una hipnotizadora misteriosa le dice a Greg que su nuevo nombre es Ashley, y con un latigazo, él olvida todo sobre su pasado. Cada idea que Ashley tenía sobre “Greg” se desvanece en el aire. La hipnotista de látex revela que Ashley es, ahora, parte de un culto de feminización. El entrenamiento de doncella sissy comienza pronto….El Don es el Alfa poderoso tras el culto de transformación total, claramente asintiendo y demostrando su dominio una y otra vez. Cada eclipse lunar, él elige un sissy fresco transformado para vivir en su mansión privada. Lo que el Don pensaba que sería otra doncella sissy viviente, resulta ser más que eso. Ashley… transforma su vida para siempre.

Ser una sissy siempre es perder tu mente. El término técnico para esto es bimbo ificación. Las imágenes, a menudo, instruyen a los espectadores para someterse a la hipnosis, al lavado de cerebro, el derretimiento de cerebro, la simplificación y otras técnicas para dejar fuera la inteligencia. Los gestos que más circulan en formato GIF casi siempre registran la evacuación de la voluntad: caras marchitas, piernas temblorosas, ojos que giran hacia atrás. Incluso el formato GIF, en sí mismo, comunica esto, un tipo de centrifugadora que destila la feminidad a lo más esencial—una boca abierta, un ano expectante, blanco, ojos en blanco. El porno sissy me hizo trans. “

Andrea Long chu, Females


El Hypno Sissy incorpora ficheros de audio cuyo objetivo es el “lavado de cerebro” de los varones que escuchan, haciéndoles creer que son mujeres. A través de mantras repetidos, los creadores del contenido hypno sissy afirman convertir a los hombres en “bimbos” y “follar muñecas”.


Se puede encontrar un ejemplo de contenido de audio hypno sissy en la página web, BambiSleep.com. En su primera página, el titular, “Hipnosis Erótica Profunda Bimbo” está acompañado de una descripción que se lee: “El sueño Bambi es para CUALQUIERA que desee convertirse en una chica bimbo sexy”.


Los ficheros no especifican a qué genero se destinan”. Se da una explicación más detallada en la etiqueta “Como comenzar”


“El sueño Bambi es uno de los sistemas más avanzados y completos dentro del género de la hipnosis erótica. Estas sesiones te convertirán, independientemente de tu género, en un bimbo sin cerebro, bonito, llamado Bambi. A Bambi le encanta llevar tacones, ropa ajustada y un perfecto maquillaje.

Abandonada a sus propios aparatos, alterará su cuerpo con grandes implantes e inyecciones en los labios. Si tu trabajo no te permite cambios en tu apariencia externa—este puede no ser el lugar adecuado para ti. “

El primer vídeo de Sueño Bambi se publicó en YouTube en 2018 y ha conseguido unas 100.000 visitas. Titulado “Acondicionamiento de Muñeca Bimbo Bambi”, la descripción promete ser “un programa de entrenamiento completo y poderoso que transformará al oyente en una perfecta putita bimbo tonta llamada Bambi.”


Se presenta solo con una foto de una mujer quieta con gafas de sol mientras una espiral en blanco y negro gira lentamente al fondo. Hay un zumbido constante y una, obviamente, falsa voz femenina generada por computadora, instruyendo al oyente para que se relaje y se entregue a un estado de hipnosis mediante la escucha de la frase “muñeca bimbo”, que se acompaña de un gemido femenino. En el fondo, voces más bajas repiten las palabras “muñeca bimbo”.


El video continúa durante dos horas y media, dirigiendo al oyente:


“obedece sin cuestionar, obedece sin concepto de libre albedrío”

y para convertirse en “una marioneta ansiosa, deseosa; tus deseos serán reemplazados al instante, sin esfuerzo por una necesidad de obedecer, una marioneta sin concepto de libre albedrío”, sugiriendo que el coeficiente intelectual del oyente irá disminuyendo en espiral a medida que se inflan sus tetas.


El comentario de un usuario del video, llamado “Amante del Pañal” dice


“Soy adicto a ver estos videos de hipnosis todas las noches ahora, me siento tan increíble…. Sienta tan bien ser una jodida marioneta sin mente”


Otro comentario de un usuario llamado Amanda Grey, cuya foto de perfil es un hombre con maquillaje y un atuendo estereotípicamente femenino, explica que ahora es incapaz de quitarse la ropa interior sin ponerse un juguete sexual en la boca:


“Simplemente no puedo utilizar los servicios sin una polla en mi boca. Ahora voy a tener que llevar un dildo en mi bolso”.


Considerando la naturaleza de esta idea pornográfica, no es difícil imaginar que este hombre, y otros como él, preferirían utilizar los servicios de mujeres mientras utilizan su fetiche sexual.


Otro comentarista decía que su padre se había vuelto adicto al hypno sissy:


“Ha estado haciendo esto durante años, le posee en cada momento y está volviendo loca, literalmente, a mi madre. Ambos son personas mayores y él apenas puede caminar o llegar a tiempo al baño, pero de alguna manera encuentra el tiempo de hacer estas tonterías y comprar poppers…Esto… ha arruinado a mi familia y se ha apoderado de mi padre en el crepúsculo de su vida”


“Poppers” es un términos vulgar para referirse a drogas que se inhalan para poder relajar los músculos, especialmente el esfínter, e incrementar la tasa cardíaca, resultando en una sensación de calor y excitación. Las referencias al uso de poppers a menudo se encuentran acompañando las discusiones online de la pornografía hypno sissy.

El subreddit r/TGandSissyRecovery es un grupo de apoyo para hombres que están saliendo del hypno sissy y el porno transgénero, con unos 5.000 miembros. La mayoría de los posts se centran en historias personales de adicción y de cómo la adicción al sissy, en particular, condujo a miembros del grupo a creer que eran transgénero.


En un post del 13 de noviembre se titulaba “No se si soy trans o solo un pervertido” se lee:


“Me gustaría transicionar pero todavía estoy en el armario, pero aun así me he travestido y conseguido excitarme con eso, también quiero ir con hombres que me follen cuando estoy travestido, he intentado tener sexo gay y creo que estoy más interesado en las mujeres, pero cuando soy una chica, quiero ser follada”


Un post del 21 de noviembre se titulaba simplemente, “¿Consejos?”


“Creo que sufro de fetichismo travéstico. Comencé a una edad temprana, realmente joven, y se convirtió en deseo sexual a medida que avanzaba en la pubertad. La primera vez que me masturbé estaba llevando ropa de mi madrastra, y ahora parece que necesito masturbarme llevando ropas femeninas para aliviar los pensamientos, a veces no soy capaz de centrarme en absoluto hasta que me pongo esa ropa. He estado con mi terapeuta actual varias veces vestido con ropas femeninas, así que parece que no está bien hablarle del hecho de que me proporciona placer sexual…. Como que si lo hago…. Le podría hacer sentir increíblemente incómoda. “

Un hilo creado en r/sissy en octubre, titulado “Desprogramando y dándome cuenta de que echo de menos mi yo antiguo”:


“Creo que esta mierda es siniestra y favorece el acoso sexual infantil. Yo era un adolescente cuando entré en el hypno sissy. Solía tener mejores relaciones con las mujeres. Ahora las odio. Solía ser cis, ahora estoy teniendo confusion de género. Odio el porno hypno sissy ahora… el porno tiene un impacto negativo en muchos de nosotros. Antes de entrar en esto, ¿cómo érais? ¿Cómo éramos cualquiera de nosotros? Me niego a llamar polla de mujer a mi polla nunca más… .el porno os convirtió en lo que sois ahora…. Es, realmente, un lavado de cerebro y me gustaría sacarlo de mi mente”

El hypno sissy difiere de la pornografía mainstream en que conduce al espectador y le da instrucciones, deliberadamente ejerciendo el uso del poder del médium, en un intento de alterar la identidad y favorecer la disforia. Múltiples estudios a lo largo de décadas han demostrado una correlación entre la visualización de la pornografía, las actitudes sexistas contra las mujeres y el incremento de las situaciones de violencia y acoso.


Las regiones del cerebro activadas por la pornografía son las mismas regiones que se activan cuando se está llevando a cabo una relación sexual, debido a las neuronas espejo del cerebro. Marco Iacoboni, un profesor de la Universidad de California en Los Ángeles, considera que esta es la razón por la que la pornografía tiene un fuerte impacto en nuestras mentes, incluyendo el potencial para motivar el comportamiento violento diciendo:


“El mecanismo de espejo del cerebro también sugiere que estamos automáticamente influenciados por lo que percibimos, proponiendo así un mecanismo neurobiológico posible para el contagio del comportamiento violento”


Estudios recientes han demostrado que la pornografía puede secuestrar el centro de recompensa de dopamina del cerebro. Como la pornografía proporciona explosiones de dopamina, el cerebro desarrolla tolerancia al contenido, requiriendo más imágenes impactantes que den como resultado la misma excitación. Como resultado, la pornografía puede conducir a disfunciones sexuales y depresión.


Además, hay investigaciones que sugieren que el consumo de pornografía puede producir Disforia Dismórfica del Cuerpo (BDD, en inglés) y, en particular, dismorfia del pene en hombres. Dado que la disforia de género es un tipo de BDD que está caracterizada por la incomodidad con las características primarias y secundarias, se sigue que la pornografía puede distorsionar la propia percepción y, razonablemente, se puede asumir que induce a la disforia de género, y no tanto que ésta sea una condición pre existente.


Antes se solía tomar como hecho indiscutible el hecho de que el consumo de imágenes podía dar forma a nuestras mentes y a nuestro comportamiento. Sin embargo, a medida que nuestras vidas se han saturado de cada vez más imágenes, nuestra capacidad de pensar críticamente sobre este impacto en la identidad y el propio ser, se ha restringido y, a menudo, reducido a observaciones individuales, más que sociales.


Debemos, por tanto, considerar la reciente popularidad extrema de la aclamación de la identidad transgénero como algo conectado con el tremendo incremento de la pornografía en streaming y su accesibilidad. El fenómeno y la tendencia son demasiado grandes como para ignorarlos.

#ayudar #donativos #comunidad

1712 visualizaciones0 comentarios